¿Qué es el Impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables o IPNR?

Publicado el

El año 2023 empieza con novedades para el sector de la industria plástica y distribuidores de productos que contengan este material. Y es que, a partir del 1 de enero, entra en vigor impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables (IPNR). Una tasa que nace con un objetivo doble: por una parte, prevenir la generación de envases plásticos de un solo uso y, por otra, fomentar el reciclaje de los mismos. Dos máximas que persigue la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular, aprobada en abril del 2022.

¿Qué envases plásticos están sujetos al IPNR?

Para poder conocer la magnitud del impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables, es necesario saber a qué envases se hace referencia cuando se habla de “envases plásticos no reutilizables”.

  • Envases no reutilizables que contengan plástico no reciclado y cuyo objetivo sea contener, proteger, manipular, distribuir o presentar productos.
  • Productos plásticos semielaborados cuya finalidad sea construir los envases anteriores.
  • Productos que contengan algún elemento plástico destinado al cierre, la comercialización o la presentación de envases no reutilizables.

Dentro de esta categoría, encontraríamos desde botellas, tapas y tapones hasta láminas para la protección de pantallas, aplicadores de productos cosméticos.

¿Qué productos están exentos del IPNR?

En la clasificación anterior, no estarían incluidos los siguientes productos:

  • Envases integrados: aquellos que, pese a estar elaborados en plástico y no ser reutilizables, forman parte íntegra del producto y todos sus elementos están destinados a ser usados, consumidos o eliminados de forma conjunta. Hablamos de cápsulas de café, bolsas de infusiones, cartuchos para impresoras…
  • Envases que, pese a estar diseñados para proteger un producto en concreto, no están destinados a ser entregados con el mismo: perchas de para prendas de vestir, bolígrafos, cajas de CD, DVD y vídeo…

¿A quién afecta el IPNR?

El impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables (IPNR) afecta a todas aquellas personas físicas o jurídicas que fabriquen o adquieran, de forma regular o irregular, este tipo de productos:

  • Fabricante: cualquier sujeto o compañía que se dedique a la producción o fabricación de envases de plástico no reutilizables. Por ejemplo, fabricantes de botellas, de tapones o de láminas de termoplástico y preformas que, más tarde, se venderán a una empresa manipuladora.
  • Importador: cualquier sujeto o compañía que importe envases plásticos no reutilizables procedentes de de países extracomunitarios. Por ejemplo, bolsas de noodles, teléfonos móviles embalados en papel film…
  • Adquisidor intracomunitario: cualquier sujeto o compañía que adquieran envases plásticos no reutilizables de países intracomunitarios. Por ejemplo, un negocio español que adquiera queso francés en cuñas envasadas en plástico.
  • Introductor irregular: cualquier sujeto o entidad que posea, comercialice, transporte o utilice los productos con tasa IPNR y que no acredite haber realizado su fabricación o importación.

¿En qué se traduce el IPNR?

En la práctica, el impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizable se traduce en el pago de 0,45 por kg de plástico no reciclado. El porcentaje de plástico reciclado, exento de pago, deberá acreditarse mediante la presentación de documento que certifique el cumplimiento de la Norma UNE –EN 15343:2008.

Artículos destacados