Proceso de reciclado del plástico

Publicado el

Te habrás dado cuenta en tu día a día que hay muchos tipos de plásticos diferentes y que muchos se pueden reciclar. Pero ¿cómo se recicla y cuál es el proceso de reciclado del plástico?

Formas proceso de reciclado del plástico

Existen dos procesos de reciclaje del plástico, pero para todos, el primer paso a seguir es realizar la recogida selectiva de los plásticos en origen por los consumidores. Todos los envases que van a parar al contenedor amarillo son transportados a las plantas de selección, y de allí a sus respectivos recicladores. De manera más desarrollada:

  • Primero se separan los materiales según sean aptos o no aptos. Por ejemplo, las etiquetas, los restos o tierras de algún tipo se desechan. Este proceso puede ser algo complejo, ya que se separan al menos tres fracciones: metales (acero y aluminio) y plásticos (PET, PEAD, film y plástico mezcla). Una botella de agua sería plástico PET, una lata de refresco sería metal y una bolsa de patatas sería plástico mezcla.
  • Por otro lado, también se segregan según los colores. De esta forma se optimiza el uso de colorantes.
  • Las piezas se rompen y trituran en trocitos pequeños para facilitar el tratamiento.
  • Después se lavan, cubriendo los trozos con agua y dejando que las impurezas más densas queden abajo.
  • Se seca y centrifuga, eliminando cualquier otra impureza que haya podido quedar.
  • Se procede al compactado y almacenado. Una vez en la planta de reciclaje, el plástico se clasifica según sus características físicas.

Existen dos formas de proceso de reciclado del plástico: el reciclaje mecánico y el reciclaje químico.

Reciclado mecánico

El proceso de reciclado del plástico puede ser utilizado para los plásticos termoplásticos.

Una vez triturado, lavado y secado, el plástico se almacena en un gran silo, donde será mezclado por un proceso mecánico, hasta conseguir un material homogéneo en color, textura y comportamiento, quedando preparado para la extrusión.

Extrusionado: El cuerpo central de la extrusionadora se compone de un largo cañón que, mediante el calor y la fricción de su eje interior, permite el plastificado de todas las partículas antes creadas dando lugar a una masa uniforme. De este modo los polímeros se funden mediante el calor.  En este apartado es cuando añadimos el color necesario que demandan nuestros clientes para satisfacer sus necesidades.

Filtrado: Con la textura y fluidez necesarias, el plástico pasa aún por un proceso de filtrado -un sistema de mallas muy finas- que retendrán cualquier tipo de impurezas que en los procesos anteriores pudiera haber dejado adheridas al material: restos de cartón, pequeños trozos de madera, tela u otros trozos de materiales incompatibles. Cuando estas mallas se ensucian son sustituidas por otras limpias de forma automática.

Granceado: El plástico sale por la cabeza de la extorsionadora en forma de monofilamentos o hilos que, en contacto con el agua depositada en la bañera, se enfrían. Los hilos pasan a la tallarina, donde son cortados por una cuchilla giratoria. De este proceso obtenemos el grano o granza adecuado y requerido por empresas que le dan forma a este plástico.

Una vez terminado este proceso, la granza se funde y se le da una nueva forma al plástico, según el método utilizado, en forma de láminas, solidificándose en un molde frío, en forma de piezas huecas introduciendo aire en su interior o utilizando moldes a presión.

Reciclaje químico

Este tipo de proceso de reciclado de plástico consiste en descomponer las grandes cadenas moleculares que forman los plásticos en moléculas más sencillas que sirvan de materia prima a la industria química.

Se degradan los materiales plásticos mediante calor o con catalizadores, hasta el punto de que se rompan las macromoléculas y queden solamente moléculas sencillas comúnmente llamadas monómeros. A partir de estos monómeros, se podrían conseguir otros tipos de plásticos o combustibles según la técnica utilizada.

De las dos formas de reciclar plástico esta es la menos utilizada, aunque es la más prometedora, ya que al obtener monómeros básicos se pueden volver a hacer plásticos de la misma calidad que los originales.

El resultado de estos procesos son unas bolitas de resina que se pueden introducir en las máquinas que producen objetos de plástico, como botellas o cajas.

Usos de plástico reciclado

  • Madera plástica: para la creación de mobiliario urbano (bancos, vallas, etc.)
  • Fibra textil: para ropa, alfombras, cuerdas, etc.
  • Botellas: la mayoría de las botellas se vuelven a reciclar para obtener más botellas.
  • Construcción: ladrillos, tuberías, vallas, etc.

Si te preguntas en qué se utiliza el plástico reciclado después de todo este proceso de reciclado del plástico, piensa en prácticamente cualquier botella, caja, bote o juguete que lleve de nuevo el código de plástico reciclable. Es muy posible que la botella que tires en el contenedor amarillo acabe siendo otra botella nueva.

En SINTAC todos los polímeros son reciclados, contribuyendo así a la Economía circular.

Artículos destacados