Empresas verdes ¿Qué son?

Publicado el

La sostenibilidad se refiere a la administración eficiente y racional de los recursos para mejorar el bienestar de la población sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras.

Ser una empresa verde es caracterizarse por dirigir los esfuerzos a mejorar y promover la reducción del impacto que tienen las operaciones y los productos en el medioambiente y en la sociedad. El objetivo se basa en evitar afectar al entorno que rodea a la empresa en todas sus vertientes, respetar el planeta y ser menos contaminantes, teniendo siempre en mente el desarrollo de negocio y cumpliendo la normativa medioambiental.

Las organizaciones ecológicas plantean objetivos orientados a la protección de los recursos naturales como el aire, el agua y los bosques, además del bienestar de los consumidores y sus empleados. Este tipo de compañía debe cumplir con unas condiciones concretas, reflejadas en la familia de la norma ISO 14000 y la norma ISO 50000.

La responsabilidad social corporativa

Cualquier empresa puede ser verde, este concepto no significa que deba dedicarse al sector del medio ambiente. Todas las compañías, sin excepción, pueden convertirse en un negocio sostenible, que reduce su emisión de gases de efecto invernadero, cuida los recursos naturales y se preocupa por el entorno. Teniendo en cuenta todos los factores que afectan a un desarrollo sostenible, todas las compañías pueden optimizar su actividad y convertirse en socialmente responsables.

Ventajas de las empresas verdes

  • Reducen la contaminación y los impactos ambientales

Finalmente, la razón principal y la más importante para implementar un negocio verde: salvar al único planeta habitable que conocemos. Si se consigue ser una empresa verde, la principal ventaja es que se reducirá la contaminación dentro y fuera de la empresa

Siempre es importante adaptarnos a las situaciones que se van presentando cada nueva era. Ha llegado la era de no quedarnos con los brazos cruzados, y aportar más que un granito de arena para ayudar a que el planeta sane poco a poco; y a ella deberemos adaptar nuestras actitudes a partir de ¡ya!

Además, este tipo de empresas tienen un impacto positivo en el medio ambiente, al tiempo que el entorno de trabajo se transforma:

  1. Mejora de las condiciones de vida dentro y fuera de la compañía
  2. Mayor nivel de ingresos
  3. Combaten el cambio climático
  4. Reducen la contaminación
  5. Eficientes gracias a su filosofía
  • Proyectan una mejor imagen de la empresa

Aquellas empresas que implementan una cultura corporativa basada en la sostenibilidad mejoran su reputación e imagen empresarial. Esto se debe a la creciente conciencia social sobre el cambio climático, que impulsa un consumo más responsable, dando cierta ventaja competitiva a empresas comprometidas con el medio ambiente.

Esto generará, poco a poco, nuevos estándares para el resto de las empresas. No ser una empresa ecológica será mal visto por los clientes, emprendedores y accionistas.

Además de estas ventajas, el hecho de ser una empresa verde hará que se pueda acceder más fácilmente a apoyos y créditos bancarios. Ante los retos de cambio climático, altas emisiones de carbono y escasez de agua, bancos como el Cooperative Bank (Reino Unido), el Triodos Bank (Holanda) y el GLS Gemeinschaftsbank AG (Alemania) han etiquetado como requisito fundamental el cumplir con un plan ecológico para toda aquella empresa que pretenda tramitar y obtener un crédito.

  • Permiten crear nuevos nichos

La sostenibilidad ha impulsado nuevos hábitos de consumo más responsables, que requieren soluciones innovadoras para abastecer la creciente demanda de productos y servicios sostenibles. Esto ha tenido como consecuencia el auge de las empresas verdes y la creación de nuevos nichos de mercado.

En España, han surgido empresas como:

Síntesis y Acción: Agencia de comunicación especializada en comunicación ambiental y acciones estratégicas de comunicación responsable y green marketing. Diseñan y desarrollan campañas de concienciación social, fomento del reciclaje, talleres ambientales, instalaciones para explicar el cambio climático, celebraciones ambientales, campañas de street marketing…

AlgaEnergy: Desarrolla  biotecnología a base de microalgas. Ofrece soluciones naturales sostenibles para el rendimiento de cultivos y su  comercialización en la industria alimenticia.

Energy Revival:  Se dedica al reacondicionamiento y comercialización de sistemas de acumulación de energía. Reciclan y reparan todo tipo de baterías. Alargan en un 75% la vida útil de acumuladores.

Ecoalf: Se trata de una compañía que crea todos sus productos a partir de material reciclado. Productos de moda realizados con materiales reciclados con la misma calidad, diseño y propiedades que los mejores productos no reciclados.

  • Reducen costos de operación:

La ventaja que más destaca de un negocio verde es la reducción de costos de operación, lo que también se puede traducir en mayores beneficios netos para la empresa.

Reciclar y reusar puede reducir los costos en gastos de productos como hojas de papel y carpetas. Además, la adaptación de un panel solar en la oficina reducirá considerablemente los precios en los recibos de luz.

  • Cómo ser una empresa verde

Ser una empresa verde no es solo respetar una normativa y ceñirse a ciertos comportamientos. Existen gestos que también suman y forman parte del proceso de transformación hacia un negocio socialmente responsable:

  1. Reciclar y separar los residuos que se produzcan.
  2. Apagar la luz cuando no haya nadie.
  3. Utilizar bombillas de bajo consumo.
  4. No utilizar más que el agua necesaria.
  5. Imprimir menos documentos.
  6. Reducir el consumo de energía a través del cuidado de todo tipo de electrodomésticos o aparatos que realicen un gran gasto.
  7. Utilizar materiales reciclados, reciclables y biodegradables.
  8. Realizar todo tipo de transporte en vehículos eléctricos.
  9. Utilizar sistemas de recogida de agua de lluvia y reciclado total de agua para los procesos en los que se pueda utilizar.
  10. Emplear la energía solar.
  11. Ofrecer transporte a los empleados para evitar los desplazamientos en coches con una sola persona.
  12. Promover medios de transporte alternativos (bici, patinete).
  13. Instalar zonas verdes

SINTAC nació hace 30 años siendo una empresa verde. Nuestro objetivo era contribuir al cambio, apostando por el reciclado de plástico y la economía circular. Actualmente, seguimos trabajando para ser más sostenibles, desarrollando, desde nuestro departamento de proyectos de sostenibilidad, proyectos como CAPEC (sistema closed-loop para cajas y palets agrícolas) y Chemcircular (sistema integrado de gestión para envases industriales en España), que hacen realidad día a día la economía circular».

Artículos destacados